coronavirus blockchain

This post is also available in: English

Como ya hemos tenido oportunidad de analizar en ocasiones anteriores, la tecnología blockchain está revolucionando sectores cada vez más diversos (tales como el sector del lujo, del arte, o de las cadenas de producción). No es de extrañar, pues, que en el marco de la crisis global provocada por la pandemia de COVID-19 esta tecnología se haya puesto –también– al servicio de la salud, tratando de suponer un punto de inflexión en la lucha contra la expansión del virus.

Esta vez, la Organización Mundial de la Salud (“OMS”), en colaboración con gigantes tecnológicos como IBM, la plataforma de blockchain empresarial Hacera, Oracle y Microsoft (así como con otras instituciones que paulatinamente se han ido uniendo al proyecto), ha lanzado una plataforma que, configurada como un centro de datos sobre el coronavirus basado en blockchain, tiene como objetivo principal reforzar y garantizar la información global y el correcto seguimiento de la pandemia.

Como explicó Jonathan Levi (CEO de Hacera), la plataforma –denominada MiPasa y basada en el Blockchain de Hyperledger Fabric (IBM)– surge de un sentimiento de falta de información suficiente que permita a las autoridades competentes el conocimiento necesario para tomar las decisiones apropiadas. De este modo, MiPasa busca permitir la “detección temprana de portadores de COVID-19 y puntos críticos de infección» gracias al intercambio de información (privada) entre la sociedad, las autoridades estatales y las instituciones sanitarias. Sin perjuicio de la aportación e intercambio de información de los que se nutre, MiPasa garantiza la privacidad de los pacientes, según se detalla en su propio sitio web.  

En particular, la plataforma se basa en determinadas herramientas de análisis y fuentes de datos fiables y de calidad. Gracias a éstos, por un lado, MiPasa permitirá a un individuo verificar si ha estado en contacto con otro individuo que haya resultado ser positivo en COVID-19 (emitiendo una alerta en dicho sentido). Además, MiPasa proporcionará a las autoridades competentes (científicos, sanitarios, etc.) datos precisos que les permitan detectar puntos críticos de infección y crear en consecuencia soluciones para dominar y frenar la expansión de los contagios.

Con todo, se espera –según diversas fuentes– que MiPasa evolucione gracias a la adición de (entre otras) nuevas herramientas de análisis y verificación de datos. Así, la tecnología blockchain podría jugar también en este ámbito un papel vital, permitiendo la detección de focos de infección de COVID-19 (incluyendo la detección de potenciales portadores asintomáticos del virus) y la toma ágil e informada de las decisiones apropiadas. Ello, además, sin vulnerar la privacidad de los datos personales, lo que suponen hoy, en muchas ocasiones, todo un desafío para la investigación clínica.

Autora: Ana Sánchez

This post is also available in: English

Autores:

Asociada

36 artículos



ana.sanchezrodriguez@cuatrecasas.com