datos-personales-partidos-politicos

La Disposición Final Tercera de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales (LOPD), en vigor el pasado 7 de diciembre, modificó la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG), al añadir el artículo 58 bis relativo al tratamiento de opiniones políticas de los ciudadanos por parte de partidos políticos.

Se trata de un precepto que no ha quedado exento de controversia y, a la vista de ello, la AEPD ha emitido un informe jurídico y un borrador de circular. El borrador de circular se halla en trámite de audiencia pública y es posible enviar propuestas y aportaciones hasta el próximo 5 de marzo a través del correo electrónico circularpartidos@aepd.es.

El nuevo artículo 58 bis de la LOREG establece que los partidos políticos, federaciones, coaliciones y agrupaciones de electores podrán, amparadas en el interés público, recopilar datos personales relativos a las opiniones políticas obtenidos en páginas web y otras fuentes de acceso público, únicamente cuando se ofrezcan garantías adecuadas y siempre en el marco de sus actividades electorales.

La AEPD señala en su informe jurídico que este precepto debe interpretarse de manera restrictiva y siempre en favor de la consecución del interés público, al tratarse de una excepción a la regla general recogida en el artículo 9 del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) y al 9.1. de la LOPD, que prohíbe el tratamiento de categorías especiales de datos personales.

Además, aclara que no se podrán aplicar tecnologías como big data o inteligencia artificial para inferir la ideología política de una persona, ya que ello supondría una vulneración del derecho fundamental a no declarar su ideología. Asimismo, prohíbe también el microtargeting o creación de perfiles individuales a partir del tratamiento de opiniones políticas.

En cuanto al concepto de “fuentes de acceso público”, la AEPD considera que puede seguir aplicándose el criterio interpretativo establecido en la derogada LOPD, y aclara que debe en todo caso tratarse de páginas web y fuentes en las que cualquiera pueda realizar una consulta, lo que excluye las webs de acceso restringido a un círculo determinado, ya sea como “amigo” u otro concepto similar.

Respecto al envío de propaganda electoral por medios electrónicos, establece los siguientes requisitos: (i) los datos que vayan a utilizarse para el envío deben haberse obtenido lícitamente, amparados en alguna de las bases del artículo 6 del RGPD; (ii) debe constar su carácter electoral; y (iii) debe facilitarse el derecho de oposición por los destinatarios.

Finalmente, entre otras “garantías adecuadas”, destaca, por un lado, la obligación de facilitar el derecho de información de los usuarios de forma concisa, transparente, inteligible y de fácil acceso, con un lenguaje claro y sencillo y, por otro lado, la obligación de consultar con la AEPD antes de proceder al tratamiento de datos a no ser que se justifique la adopción de medidas adecuadas para mitigar los riesgos.

Autoras: Ane Alonso y Carolina Urbano

Autores:

Asociada

33 artículos



ane.alonso@cuatrecasas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *