mafia alt

El pasado 15 de marzo el Tribunal General de la Unión Europea (TGUE) dictó una sentencia mediante la cual ha confirmado la nulidad del registro de la marca de la Unión Europea “La Mafia se sienta a la mesa” al considerar que esta marca evoca una organización criminal, ofrece una imagen globalmente positiva de dicha organización y banaliza la gravedad de sus actividades, las cuales vulneran los valores en que se funda la Unión Europea.

Esta decisión es el resultado de un procedimiento iniciado en julio de 2015, cuando la República Italiana presentó ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) una solicitud de nulidad de la marca “La Mafia se sienta a la mesa”, registrada por la sociedad española La Mafia Franchises, S.L., en 2006. La nulidad fue estimada por la División de Anulación de la EUIPO en marzo de 2016. La Mafia Franchises, S.L. interpuso con posterioridad un recurso de anulación ante el TGUE.

En su sentencia de marzo de 2018, el TGUE señala que el elemento denominativo “la mafia” es dominante en la marca controvertida, y destaca sobre el resto de elementos que la configuran. Además, de conformidad con el Tribunal, dicho término no solo ocupa una posición central, sino que presenta caracteres de mayor tamaño al resto, y relega a un segundo plano a la rosa roja.

Asimismo, el TGUE considera que la marca remite de forma manifiesta a una organización criminal que es conocida mundialmente por recurrir a la violencia, a la intimidación y al asesinato para el desempeño de sus actividades, que violan los valores del respeto a la dignidad humana y de libertad, en los que se funda la Unión Europea, y presentan un carácter especialmente ofensivo, por lo que constituyen un grave atentado contra el orden público y las buenas costumbres.

Además, considera el TGUE que incluir en la marca elementos que presentan una connotación positiva en la sociedad, como la rosa, que podría concebirse como símbolo de amor, o la expresión “se sienta a la mesa” que podría evocar una imagen de cordialidad referida a compartir la comida, distorsiona el verdadero significado de la organización criminal y le confiere una imagen positiva, banalizando la gravedad de su actividad.

El TGUE entiende que – de contrario a lo manifestado por la otra parte – ningún elemento de la marca constituye una evocación directa a la saga cinematográfica El Padrino y que la reputación que la marca hubiera podido adquirir en España como consecuencia de tal relación de conceptos no es una cualidad intrínseca de esta, por lo que ambas alegaciones de la parte recurrente se consideran no pertinentes.

Finalmente, y realizado el examen pertinente “sobre la base de los criterios de una persona razonable que tenga umbrales medios de sensibilidad y tolerancia”, el TGUE desestima el recurso de La Mafia Franchises, S.L. y declara la nulidad de la marca de la Unión Europea.

Autores: Elisa Lorenzo y Paula Conde

Autores:

Asociada

4 artículos



elisa.lorenzo@cuatrecasas.com

Asociada

47 artículos



paula.conde@cuatrecasas.com