firma electrónica

This post is also available in: English

El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma, estableció en su disposición adicional tercera la suspensión de términos y la interrupción de plazos en todo el sector público. Esto afectó también a los procedimientos de autorización de nuevos sistemas de identificación y firma electrónica que tenían en marcha varias Administraciones Públicas, precisamente en un momento en el que la interacción entre administrados y Administración por medios electrónicos es especialmente importante.

Por este motivo, la Secretaría General de Administración Digital ha emitido una resolución fechada el 29 de abril de 2020 y publicada en el BOE el día siguiente, por la que se acuerda la continuación de los procedimientos administrativos de autorización de nuevos sistemas de identificación y firma electrónica, en los términos de los artículos 9.2 c) y 10.2 c) de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Los motivos de continuación de los procedimientos administrativos están regulados en el propio Real Decreto 463/2020 y se refieren a aquellos supuestos en los que resulte indispensable para el funcionamiento básico de los servicios.

La Secretaría General de Administración Digital considera que concurre este requisito en la interacción administrado-Administración por medios electrónicos y declara expresamente que «este acuerdo se adopta por considerarlo indispensable para el funcionamiento básico de los servicios».

La reactivación de los procedimientos y la declaración de la importancia de los sistemas de identificación y firma electrónica no son lo único interesante de esta resolución. A pesar de su brevedad, incide en varias ocasiones en la flexibilidad de los sistemas posibles, que podrán ser «mediante clave concertada y cualquier otro sistema que las Administraciones consideren válido». Esto subraya que la puerta está abierta no solo a mecanismos “tradicionales” basados en certificados, sino a otros sistemas de identificación y firma más acordes con nuestros tiempos como, por ejemplo, los basados en biometría.

Es de aplaudir esta iniciativa. Habrá que seguir de cerca el resultado y apoyar a la Administración en la efectiva puesta a disposición de los administrados de herramientas útiles de identificación y firma electrónica.

Autor: Álvaro Bourkaib

This post is also available in: English

Autores:

Socio

30 artículos



alvaro.bourkaib@cuatrecasas.com