Límites del derecho al olvido

El pasado 10 de enero se publicaron las conclusiones del Abogado General en relación con dos cuestiones prejudiciales sobre la aplicación práctica del derecho al olvido: en el asunto C-136/17, relativo a la posibilidad de que los motores de búsqueda puedan ser compelidos a bloquear de manera automática todo resultado de búsqueda que remita a páginas web que incluyan datos personales “sensibles” (asunto sobre el que ya informamos en este blog); y en el asunto C-507/17, relativo al alcance geográfico de los bloqueos de resultados de búsqueda (del que también habíamos dado cuenta en el blog).

En la cuestión referente al bloqueo de resultados de búsqueda que remitan a páginas que incluyan datos de carácter sensible, el Abogado General Szpunar reconoce que, en tanto que los motores de búsqueda no intervienen hasta después de la publicación en línea de datos sensibles, las prohibiciones y restricciones para tratar datos sensibles no se les pueden aplicar como si ellos mismos hubieran incluido los datos sensibles en las páginas web. Por lo tanto, el Abogado General propone que estas restricciones solo puedan aplicarse a posteriori, cuando la persona haya presentado una solicitud bloqueo ante el motor de búsqueda.

Además, el Abogado General reconoce que las solicitudes de bloqueo relativas a enlaces que lleven a páginas web que incluyen datos sensibles no deben ser aceptadas sistemáticamente, sino que los motores de búsqueda deben llevar a cabo un acto de ponderación entre los derechos en juego: el respeto a la vida privada y protección de datos, por un lado, y el derecho del público al acceso a la información y el derecho a la libertad de expresión de aquel de quien emana la información, por otro. Añade que este mismo criterio de ponderación debe aplicarse en las solicitudes relativas a datos personales que sean incompletos, inexactos u obsoletos, y que en caso de que se trate solicitudes relativas a datos incluidos en artículos periodísticos, debe asimismo tenerse en cuenta que la información entra dentro del ámbito periodístico o constituye una expresión artística o literaria.

En lo que respecta a la cuestión prejudicial relativa al alcance geográfico aplicable a los bloqueos de resultados de búsqueda, el Abogado General Szpunar comienza indicando que esta no es una cuestión regulada por la normativa aplicable en la Unión Europea, por lo que no es favorable a que las disposiciones del Derecho de la Unión Europea se interpreten de forma tan amplia que produzcan efectos más allá de sus propias fronteras. Así, el Abogado General considera que debe realizarse una ponderación entre el derecho fundamental al olvido y el interés legítimo del público en acceder a la información que busca. Por ello, considera que si se admitiese el bloqueo de resultados con alcance mundial, las autoridades de la Unión Europea no estarían en la posición adecuada para ponderar el derecho a recibir información con otros derechos como la protección de datos y la vida privada, y en particular con el interés del público en acceder a la información, pues se trata de una circunstancia que varía de un tercer Estado a otro.

En conclusión, el Abogado General entiende que los motores de búsqueda no están obligados a bloquear resultados con alcance mundial, es decir, de modo que dejen de aparecer sea cual sea el lugar desde que se realice la búsqueda, sino que los resultados deben bloquearse de manera que no sean accesibles desde el territorio de Unión Europea, independientemente del nombre de dominio desde el que el internauta realice la búsqueda.

Autora: Ane Alonso

Autores:

Asociada

34 artículos



ane.alonso@cuatrecasas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *