El Parlamento de Cataluña ha creado una comisión para estudiar una posible regulación autonómica respecto al creciente movimiento de la economía colaborativa. Con ello, se pretende dar respuesta a las demandas tanto de las empresas gestoras de las plataformas digitales P2P basadas en modelos de economía colaborativa (UBER o AIRBNB, por citar las más conocidas), así como de los sectores económicos tradicionales afectados por este incipiente movimiento económico (principalmente, el sector del transporte y del alojamiento turístico, respectivamente).

Esta comisión tiene como objetivo, entre otros, la elaboración de un informe final en el que se analicen los retos y medidas necesarias para dar cabida a estas plataformas digitales P2P en nuestro sistema jurídico y competitivo, así como analizar los problemas laborales y fiscales que se generan cuando los usuarios actúan como micro-emprendedores a través de las mismas. Así, se espera que estas soluciones redunden en beneficio de todas las partes implicadas, incluyendo a los ciudadanos, ya sea en su condición de consumidor o de micro-emprendedor.

Las soluciones que se han propuesto en esta sesión de esta comisión pasan por promover sistemas de autorregulación, así como la creación de un consejo asesor con representación público-privada para dar apoyo al legislador en la siguiente fase. En todo caso, seguiremos con detalle cómo van evolucionando estas primeras conclusiones en las posteriores sesiones de esta comisión. Para la próxima sesión está previsto que comparezcan representantes de UBER, BLABLACAR y SOCIALCAR, todos ellos relacionados con el sector del transporte o car-sharing y ride-sharing en términos de economía colaborativa. Estaremos atentos e iremos informando de ello en este blog.

Se puede acceder a las comparecencias de esta primera sesión de la comisión del Parlamento catalán sobre economía colaborativa en el siguiente enlace.

Autor: Sergio de Juan-Creix

Autores:

483 artículos

Blog de Cuatrecasas, uno de los referentes en la abogacía de negocios en España y Portugal. Representamos a algunas de las principales empresas cotizadas de ambos países y asesoramos a nuestros clientes en operaciones estratégicas, así como a inversores extranjeros interesados en el mercado ibérico