This post is also available in: English

El pasado 14 de septiembre, el Comité de Energía y Comercio de los Estados Unidos de América (House Committee on Energy and Commerce), cuya responsabilidad principal es la supervisión legislativa relacionada con las telecomunicaciones, protección al consumidor, comercio interestatal y exterior (entre otros), dio luz verde a la creación de una oficina federal de protección de datos, otorgando para ello un presupuesto de un billón de dólares a la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission, FTC).

Con dicho presupuesto, la FTC tiene la misión de crear una oficina (Privacy Bureau) para cumplir con las funciones de la FTC en materia de actos o prácticas desleales relacionados con la privacidad, la seguridad de los datos, el robo de identidad, el abuso de datos (uso indiscriminado) y otros aspectos conexos. De este modo se prevé añadir una nueva oficina a las tres existentes en el seno de la FTC (Consumo, Competencia y Economía). La propuesta del Comité de Energía y Comercio con la asignación presupuestaria puede consultarse en este enlace.

Se trata de un paso relevante teniendo en cuenta que, hasta el momento, Estados Unidos no dispone de un ente de referencia en materia de protección de datos, a diferencia de lo que sucede en la Unión Europea (UE), que cuenta con Autoridades nacionales en cada Estado miembro así como con el Comité Europeo de Protección de Datos.

Asimismo, cabe recordar también que, en contraste con la UE, donde rige el Reglamento General de Protección de Datos como norma de aplicación general, Estados Unidos carece por ahora de una legislación federal que proteja los datos de los usuarios y su privacidad con carácter general. En cambio, existe una variedad de leyes federales sectoriales, tales como la HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability Act), la FCRA (Fair Credit Reporting Act), COPPA (Children’s Online Privacy Protection Rule) o la VPPA (Video Privacy Protection Act), entre otras muchas, que están diseñadas para regular una tipología muy específica de datos en contextos determinados.

En este sentido, habrá que ver si la creación de esta nueva oficina sirve también como impulso para la unificación de las distintas normas y la creación de una regulación general que constituya un marco de referencia en materia de protección de datos.

Autora: Ivette Pardo

This post is also available in: English

Autores:

Asociada

5 artículos



ivette.pardo@cuatrecasas.com