Videovigilancia

El viernes 29 de junio de 2018 la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) publicó la nueva guía sobre el uso de videocámaras para seguridad y otras finalidades, actualizando, adaptando y sistematizando su criterio a los estándares del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos (RGPD).

Esta guía se divide principalmente en dos bloques. En el primer bloque, la guía analiza el uso de videocámaras con fines de seguridad. En este sentido, la AEPD actualiza su criterio relativo a cámaras que permitan el visionado en tiempo real pero no graben la imagen. Anteriormente, la AEPD excluía estas cámaras de la inscripción ante la AEPD del fichero, al no existir el mismo debido a que la cámara no grababa. El RGPD elimina la obligación de inscripción de ficheros, pero amplía considerablemente la noción de tratamiento de datos personales. Así, la captación de imágenes en vivo, aunque no sean grabadas, se puede llegar a considerar un tratamiento de datos personales y se deberá incluir en el registro de actividades de la empresa.

Asimismo, los carteles de videovigilancia también sufren modificaciones, debiendo informar de:

  • la existencia del tratamiento (videovigilancia);
  • la identidad del responsable del tratamiento o del sistema de videovigilancia, y la dirección del mismo;
  • la posibilidad de ejercitar los derechos reconocidos en los artículos 15 a 22 del RGPD;
  • dónde obtener más información sobre el tratamiento de los datos personales; y
  • asimismo, también se pondrá a disposición de los interesados el resto de la información que debe facilitarse a los afectados en cumplimiento del derecho de información regulado en el RGPD.

Por otro lado, el segundo bloque de la guía, analiza el uso de videocámaras con fines diferentes a la seguridad. Así, la guía analiza los casos del tráfico y el control y acceso a zonas restringidas, la videovigilancia en centros educativos, en centros asistenciales u hospitales, para fines sanitarios, la videovigilancia para la investigación científica o la grabación de imágenes por pate de las Administraciones Públicas.

La guía también realiza un análisis del tratamiento de imágenes a través de cámaras “on board” de vehículos y de drones. En estos dos últimos casos la guía incide en los informes jurídicos emitidos al respecto con anterioridad, al igual que en el Dictamen 01/2015 del Grupo de Trabajo de artículo 29. En ambos casos, la AEPD permite el uso de cámaras, aunque con ciertas restricciones y con la implementación de las debidas medidas de seguridad, que deberán ser analizadas en cada caso.

En definitiva, esta guía unifica y actualiza conforme al RGPD en un único documento el acervo ya existente relativo a la videovigilancia con fines de seguridad y otros usos.

 

Autores:

Asociado

2 artículos



pedro.mendezdevigo@cuatrecasas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *