This post is also available in: enEnglish

El actor estadounidense Alfonso Ribeiro, que interpretó a Carlton Banks en la serie de televisión “El Príncipe de Bel Air”, ha presentado una demanda ante un tribunal federal en Los Ángeles (California) contra los creadores del videojuego Fortnite, acusándolos de plagiar el famoso baile que inventó para su personaje en 1991. De esta forma se une al rapero 2 Milly y “Backpack Kid” Russell Horning, que también han presentado demandas por infracción de derechos de autor sobre sus pasos de baile en el popular juego.

De acuerdo con la demanda, el actor señala que Fortnite contiene una opción llamada Fresh Dance que permite a los personajes del juego realizar el paso de baile que él creó para su papel de Carlton, el primo de Will Smith en la serie con el título original Fresh Prince of Bel Air. Desde hace años, el paso se ha popularizado en internet como un meme para expresar alegría. El baile, que suele ir acompañado del tema It’s not unusual de Tom Jones, está en trámite para ser registrado en la Oficina de Derechos de Autor (Copyright) de Estados Unidos.

Ribeiro, 2 Milly y Horning reclaman una compensación por los beneficios que ha obtenido Epic Games al explotar lo que creen es su propiedad intelectual. Pero, ¿cuáles son sus posibilidades de éxito, teniendo en cuenta que el derecho que se pretende protegido es un paso de baile? La US Copyright Office en su Statement of Policy de 18 de junio de 2012 estableció que “una selección, coordinación o arreglos de movimientos físicos” no llega a alcanzar el nivel de originalidad establecido por la Ley de Copyright americana y que, por tanto, no pueden registrarse. Añade la misma Opinión que, si los pasos se en encuentran organizados en un conjunto integrado, coherente y expresivo, sí podrían gozar de la protección.

En el mismo sentido, el caso Bikram’s Yoga College of India v. Evolation Yoga, el Tribunal del 9th Circuit Court of Appeals sostuvo que una secuencia de posturas de yoga y ejercicios de respiración no tenía derecho a protección de derechos de autor. De acuerdo con la sentencia, la “Secuencia”, desarrollada por Bikram Choudhury era una idea, un proceso o un sistema diseñado para mejorar la salud, en lugar de una expresión de una idea. Debido a que la secuencia era una idea, no podía quedar protegida.

Este conjunto de casos contra Fortnite pueden terminar por decidir la postura de los tribunales norteamericanos respecto de la protección de un paso de baile por derechos de autor. La opinión de la Oficina de Derechos de Autor podría verse matizada judicialmente a la vista de las cifras millonarias de beneficios que genera el juego Fortnite, que ha sido señalado como el juego gratuito que más beneficios ha generado a lo largo de la historia.

Autoras: María Pascual y Esther Ballesteros

 

 

This post is also available in: enEnglish

Autores:

Graduada

15 artículos



maria.pascualdapena@cuatrecasas.com

Graduada

50 artículos



esther.ballesteros@cuatrecasas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *