2020

This post is also available in: English

La CNMV publicó el pasado 17 de septiembre de 2021 el Informe de Gobierno Corporativo de las entidades emisoras de valores admitidos a negociación en mercados regulados  correspondiente al ejercicio 2020, que analiza y recoge de forma agregada los informes anuales de gobierno corporativo que las sociedades cotizadas remiten a la CNMV.

En líneas generales, el grado de seguimiento de las recomendaciones del Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas (las “Recomendaciones”) es significativo, si bien con un ligero descenso respecto al ejercicio anterior (83,7% en 2020 frente al 85,7% de 2019). Las sociedades siguieron, de forma parcial, otro 9,5% de las Recomendaciones. Consecuentemente, a nivel agregado, las sociedades cotizadas no siguieron (ni total ni parcialmente) el 6,8% de las Recomendaciones. Exceptuando las Recomendaciones relativas a la junta general, en el resto de categorías se registraron descensos en el grado de seguimiento.

El organismo supervisor atribuye esta ligera bajada a que un número relevante de sociedades manifestaron estar todavía inmersas en el proceso de adaptación a las nuevas prácticas introducidas en el Código tras su revisión parcial en 2020. Prueba de ello es que el seguimiento de las Recomendaciones que habían sufrido modificaciones en la última reforma ha sido de 9 puntos porcentuales inferior a la media. Para corroborar esta apreciación se puede tomar como ejemplo la Recomendación 55 del Código, en la que se introdujeron nuevos contenidos en la política de sostenibilidad en materias medioambientales y sociales, y cuyo grado de cumplimiento fue muy inferior respecto de ejercicios anteriores (pasando del 81,9% en 2019 al 69,6% en 2020).

Si bien, con carácter general, las compañías no alcanzan aún el umbral del 30% de mujeres en el consejo de administración, continúa al alza la presencia femenina, situándose en el 26,1% en 2020 frente al 23,4% de 2019 (en el IBEX-35 fue más elevado y llegó hasta el 31,3%). Este incremento se concentró básicamente en las consejeras independientes. Si ponemos los datos en perspectiva, el aumento porcentual desde el ejercicio 2013 ha sido de 14,1 puntos. No obstante, en cerca de un 10% de las sociedades cotizadas no hay presencia femenina en el consejo. Asimismo, las consejeras ejecutivas únicamente aumentaron una décima respecto de 2019, situándose en el 5,6% del total.

En 2020 la edad media de los consejeros fue de 60,5 años, lo que supuso un ligero aumento respecto de 2019. En el IBEX-35 esta media fue algo mayor, de 61,6 años. En relación con la rotación de consejeros, un 30,5% de los consejeros superó los 8 años de antigüedad en el cargo (incrementándose respecto del 29,5% en 2019), siendo los ejecutivos los que acumulaban mayor antigüedad y los independientes los que menos.

En relación con la estructura de los consejos de administración, el tamaño medio se mantuvo sin variaciones, situándose cerca de los 10 miembros. Los presidentes de los consejos siguen siendo mayoritariamente ejecutivos (50%), sobre todo en el IBEX-35 donde representan el 52,9%. Sin perjuicio de lo anterior, el porcentaje de presidentes de carácter independiente aumentó notablemente hasta el 19,9% (13,4% en 2019).

El nivel de independencia alcanzó, al menos, un 50% en un 67,6% de las sociedades del IBEX-35 (mismo porcentaje que en 2019). Del resto de sociedades del Mercado Continuo, el 73,6% tuvo, como mínimo, un tercio de consejeros independientes (74,2% en 2019).

En el ámbito de las juntas generales, la participación media descendió ligeramente hasta el 70% del capital social en 2020. Por el contrario, continuó al alza la habilitación del uso del voto a distancia, que en 2020 ya era una realidad en el 51,2% de las sociedades cotizadas. De hecho, la Recomendación relativa al voto y asistencia telemática fue la que registró un mayor incremento en 2020. Este aumento significativo se debe, principalmente, a la pandemia de la Covid-19 y las restricciones a la movilidad que afectaron la asistencia física de los accionistas. Del mismo modo, se observa como la Recomendación de transmitir en directo a través de la página web la celebración de la junta ya no es de las menos seguidas (pasando de ser seguida por el 44,9% en 2019 al 66,4% en 2020).

En cuanto a la estructura de capital, el 29,6% de las cotizadas tenían en su capital a un accionista de control, que poseía la mayoría de los derechos de voto o ejercía o podía ejercer el control. Por su parte, el “free-float” medio de las sociedades se mantuvo estable en el 43%. En 30 sociedades el capital flotante fue inferior al 25%, mientras que en cuatro fue inferior al 5%.

Para finalizar, solo cinco Recomendaciones fueron seguidas por todas las compañías. Entre ellas destacan las ligadas a la defensa del interés social en el ámbito del consejo y la que aconseja que la comisión de auditoría pueda convocar a cualquier directivo o empleado para ejecutar sus funciones de supervisión. Por el contrario, las Recomendaciones con menor seguimiento continúan siendo la de vincular la remuneración variable de los consejeros a la entrega de acciones y la de desdoblar la comisión de nombramientos y retribuciones en las sociedades de elevada capitalización.

This post is also available in: English

Autores:

Asociado

4 artículos



alejo.ortuno@cuatrecasas.com

Asociado

2 artículos



alvaro.cuesta@cuatrecasas.com