loyalty shares

This post is also available in: English

El Gobierno español ha publicado recientemente un Anteproyecto de Ley del mercado de valores y de los servicios de inversión (el “Anteproyecto”) que regula entre otras cosas las implicaciones -derivadas del régimen de ofertas públicas de adquisición- asociadas a los derechos de voto por lealtad ya consolidados; en concreto, la obligación de lanzar una oferta por la totalidad al adquirir una participación de control en una sociedad cotizada como consecuencia del transcurso del periodo mínimo de titularidad asociado de las acciones de lealtad.

Como explicamos en nuestra entrada de 6 de abril de 2021, España ha introducido recientemente las acciones de lealtad a través de la Ley 5/2021, permitiendo que las sociedades cotizadas las incluyan en sus estatutos para conferir un voto doble a las acciones mantenidas por el mismo titular durante un periodo mínimo ininterrumpido de dos años. Conviene señalar que el reconocimiento del voto doble no es automático, ya que requiere (i) la aprobación de la junta de accionistas y su inclusión en los estatutos por mayorías cualificadas; así como (ii) que los accionistas interesados inscriban voluntariamente la totalidad o parte de sus acciones en un libro registro especial y mantengan su titularidad durante un periodo ininterrumpido de al menos dos años consecutivos desde la fecha de inscripción.

Entre otras implicaciones, los derechos de voto dobles otorgados por las acciones de lealtad se tendrán en cuenta a efectos de calcular los umbrales para las ofertas públicas de adquisición. Esto significa que la consolidación de los derechos de voto dobles conferidos por las acciones de lealtad (por efecto del transcurso del periodo mínimo de titularidad) podría obligar a presentar una oferta por la totalidad aunque no se haya producido ninguna adquisición de acciones.

El Anteproyecto establece que cualquier accionista que adquiera derechos de voto por encima del umbral de control (30 % o más de los derechos de voto de la sociedad) como consecuencia del transcurso del periodo mínimo de titularidad de las acciones de lealtad deberá lanzar una oferta de adquisición obligatoria, salvo que se abstenga de ejercer los derechos de voto que superen dicho porcentaje. Dicho de otro modo, si ese accionista desea ejercer los derechos de voto así adquiridos que representen un 30 % o más, deberá formular una oferta de adquisición a un “precio equitativo” dentro de los tres meses siguientes a la fecha de adquisición del control. Esta oferta deberá dirigirse a todos los accionistas, titulares de derechos de suscripción y titulares de obligaciones convertibles o canjeables. Alternativamente, para evitar el carácter obligatorio de la oferta, el accionista puede renunciar al control dentro de ese plazo de tres meses enajenando o renunciando a los derechos de voto necesarios para reducir su participación por debajo del 30 %. Mientras tanto, el accionista no podrá ejercer los derechos de voto que superen el umbral de control.

Por otra parte, el accionista podrá solicitar a la CNMV una dispensa, en determinadas condiciones, siempre que haya un “accionista de contrapeso” (es decir, cuando otra persona o entidad, directa o indirectamente, tuviera un porcentaje de voto igual o superior al del accionista).

El trámite de audiencia pública del Anteproyecto finalizó el 25 de mayo de 2021.

This post is also available in: English

Autores:

Asociado

15 artículos



julia.signes@cuatrecasas.com