terminación de las temporadas

This post is also available in: English

El mundo del deporte se ha visto afectado por la paralización de la práctica totalidad de las disciplinas deportivas, sin que el sector del fútbol haya quedado exento de la suspensión de las principales ligas de todo el mundo.

Estos días se debate entre los principales entes organizadores del mundo del fútbol, tanto a nivel nacional e internacional, los posibles escenarios y el futuro en las competiciones deportivas que han sido objeto de paralización por esta crisis sanitaria.

Tal y como adelantamos en el blog hace unas semanas, la Real Federación Española de Fútbol (en adelante, “RFEF”) parece que empieza a contemplar otras alternativas fuera de la reanudación del campeonato liguero. En concreto, la RFEF plantea en las competiciones no profesionales, dar por finalizada las ligas y adoptar un mecanismo exprés de ascensos mediante un sistema de play off a partido único.

Asimismo, el pasado jueves 16 de abril, la Comisión Delegada de la RFEF aprobó los criterios de clasificación europeos y en la Copa del Rey, para el caso en el que finalmente la liga no pueda reanudarse. En este sentido, la propuesta de la RFEF para el acceso a la Champions League, se basa en el acceso de los cuatro primeros equipos de conformidad con la clasificación de la última jornada de Primera División previa a la fecha límite en la que concurra igualdad de número de partidos disputados por los 20 equipos. En cuanto a la UEFA Europa League, accederían el quinto y sexto clasificado de la tabla y la tercera plaza se determinaría en función de si se acaba disputando la final de la Copa del Rey de la presente temporada y de la posición final en el Campeonato de los equipos que la van a disputar.

Con todo ello, el pasado jueves 23 de abril el Comité Ejecutivo de la UEFA aprobó las directrices sobre la elección, por parte de las federaciones nacionales, de los criterios de los clubes que participarán en competiciones europeas la próxima temporada.

La UEFA insta a las federaciones y a las ligas nacionales a que den prioridad a que las competiciones en curso puedan reanudarse. No obstante, contempla dos supuestos en los que se permite finalizar con carácter prematuro las competiciones: (i)  la existencia de una orden oficial que prohíbe los eventos deportivos, de modo que las competiciones nacionales no pueden completarse antes de una fecha que permita completar la temporada actual a tiempo antes de que comience la siguiente- como ha ocurrido en Holanda- y, (ii) problemas económicos insuperables que hacen imposible terminar la temporada porque pondría en peligro la estabilidad financiera a largo plazo de la competición nacional y/o de los clubes.

En conclusión, UEFA comienza a contemplar de forma expresa la posibilidad de que como consecuencia de la pandemia no sea posible la reanudación de las ligas. Si este fuera el caso, deja a criterio de cada federación y de las correspondientes ligas, el parámetro de clasificación de los equipos que participarán en competiciones europeas, precisando que los procedimientos de selección deben basarse en principios objetivos, transparentes y no discriminatorios.

Así pues, dada la evolución de la situación, cada vez son más los entes implicados en el mundo del futbol que empiezan a barajar la posibilidad seria y real de que las competiciones no puedan reanudarse (recordemos como países de nuestro entorno, como Holanda o Bélgica, ya se han decantado por la finalización de la temporada 2019/2020 con la clasificación a fecha del último partido jugado antes de la suspensión de la competición por el COVID-19).

This post is also available in: English

Autores:

Asociada

20 artículos



lidia.margareto@cuatrecasas.com