Sanción a fabricantes japoneses de condensadores

La Comisión Europea emitió el pasado 21 de marzo una decisión sancionadora contra varios fabricantes de condensadores electrolíticos imponiendo una multa total de 253,9 millones de euros. Las empresas sancionadas por incurrir en una conducta contraria al artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea fueron Elna, Hitachi Chemical, Holy Stone, Matsuno, NEC Tokin, Nichicon, Nippon, Chemi-Con y Rubycon. La investigación, iniciada en 2014, tiene su origen en la solicitud de clemencia presentada por Sanyo Electric Co., Ltd y su matriz Panasonic Corporation, a las que se ha eximido del pago de la sanción.

La función principal de un capacitador se basa en el almacenaje de energía eléctrica, al igual que una batería, aunque la diferencia con ésta radica en que la energía recibida durante el período de carga no se retiene si éste no se emplea de inmediato.

La decisión de la Comisión declara que, entre 1998 y 2012, los nueve fabricantes japoneses de condensadores habrían participado en reuniones con el propósito de coordinar sus estrategias comerciales y reducir la competencia en precios. Los fabricantes se intercambiaron información comercial sensible, en particular, sobre precios futuros, así como su estrategia futura de precios y expectativas sobre la evolución de la oferta y la demanda. En ocasiones, las empresas pactaron precios y establecieron mecanismos de supervisión de los acuerdos alcanzados.

En las conductas participaron los gerentes de las empresas y, ocasionalmente, algunos presidentes de las compañías. La Comisión considera que las empresas eran plenamente conscientes de la ilegalidad de las prácticas, sobre todo por su intención de ocultarlas. En algunos de los mensajes intercambiados por las empresas figuran referencias a “Destruir después de leer” o “Después de leer este correo, destruidlo sin archivarlo”.

La Comisión Europea es competente para investigar estas conductas porque, aunque tuvieron lugar principalmente en Japón, el cártel se implementó a nivel global, incluyendo el Espacio Económico Europeo (EEE).

Las sanciones impuestas se han calculado a la luz de las Directrices sobre multas de 2006 y varias empresas se han beneficiado de lo dispuesto en la Comunicación de clemencia de 2006. En particular:

  • Se ha eximido totalmente del pago de la sanción a Sanyo Electric Co., Ltd y su matriz Panasonic Corporation por revelar la existencia del cártel a la Comisión.
  • Hitachi Chemical, Rubycon, Elna y NEC Tokin obtuvieron una reducción a las multas impuestas como consecuencia de su cooperaración en la investigación. En el caso de Rubycon, al ser la primera empresa que aportó pruebas que permitieron a la Comisión extender el período de infracción desde junio de 1998 hasta agosto de 2003, este periodo no se ha tenido en cuenta para la cuantificación de su sanción.

En el siguiente cuadro se resumen las sanciones impuestas y las exenciones recibidas por las empresas:

Proveedor Reducción por clemencia Multa
SANYO Electric Co., Ltd y Panasonic Corporation 100% 0
Hitachi Chemical Electronics Co., Ltd. y Hitachi Chemical Co., Ltd 35% 18.476.000
Rubycon Corporation y Rubycon Holdings Co., Ltd. 30% 28.424.000
ELNA Co., Ltd 15% 18.162.000
TOKIN Corporation y NEC Corporation 15% 16.445.000
Matsuo Electric Co., Ltd. 824.000
Nichicon Corporation 72.901.000
Nippon Chemi-Con Corporation 97.921.000
Vishay Polytech Co., Ltd., Holy Stone Holdings Co., Ltd. y Holy Stone Enterprise Co., Ltd. 782.000

Durante estos primeros meses de 2018, las multas impuestas por la Comisión Europea por infracciones del artículo 101 TFUE han alcanzado un importe total de 800.748.000€. Durante el 2016 se impusieron sanciones totales por infracciones del artículo 101 TFUE por valor de 3.726.976.000€ y, en 2017, las multas alcanzaron los 1.945.656.000€.

El asunto de los condensadores pone de relieve el interés de la Comisión en la persecución y sanción de las prácticas colusorias que alteran las condiciones de competencia en el mercado, aunque las prácticas sancionadas hayan tenido lugar fuera del territorio de la Unión Europea. En relación con este caso, la Comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha enfatizado que “no se tolerarán conductas anticompetitivas que puedan afectar a los consumidores europeos, incluso si los contactos anticompetitivos tienen lugar fuera de Europa”.

La nota de prensa que anuncia la resolución se puede consultar aquí: http://europa.eu/rapid/press-release_IP-18-2281_en.htm

Autores:

Asociada

17 artículos



cristina.vila@cuatrecasas.com

Prácticas

7 artículos



nuria.portella@cuatrecasas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *