Bayer Monsanto

La Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea (DG COMP) ha aprobado condicionalmente la adquisición de Monsanto por parte de Bayer, sujetándola a un conjunto de compromisos de venta por valor de más de 6.000 millones de euros –en el marco de una operación de 66.000 millones-, que tienen por objeto evitar los solapamientos en semillas, pesticidas y agricultura digital. La operación fue notificada el 30 de junio de 2017 y, tras haberse prorrogado el plazo para su análisis en varias ocasiones, recibió la autorización de la Comisión el 21 de marzo de 2018.  

Monsanto es uno de los mayores proveedores mundiales de semillas, cuyas principales actividades se desarrollan en Estados Unidos y América Latina. Monsanto también comercializa glifosato, el pesticida más usado mundialmente para controlar malezas. Por otro lado, también desarrolla investigación en el ámbito de la agricultura biológica y ofrece servicios de agricultura digital a los agricultores.

Bayer, conocida principalmente por su negocio farmacéutico, es el segundo proveedor de pesticidas a nivel mundial y está presente fundamentalmente en los mercados europeos. Bayer, a través de su división Bayer Crop Science, también suministra semillas para una serie de cultivos y desarrolla soluciones tecnológicas en el campo de la agricultura digital.

La adquisición de Monsanto por Bayer supone la creación del mayor operador integrado a nivel mundial en los mercados de semillas y pesticidas.

Durante la primera fase de análisis de la operación, la DG COMP identificó la posibilidad de que como consecuencia de la adquisición se redujese la competencia tanto en precios como en innovación en varios mercados (semillas –semillas del algodón y de la colza-, herbicidas y agricultura digital), así como el reforzamiento de la posición de dominio de Monsanto en determinados mercados en los que Bayer era un competidor importante.

Con el fin de dar respuesta a estos problemas de competencia, las partes presentaron los siguientes compromisos, aceptados por la DG COMP durante la segunda fase de investigación de la operación:

  • Con respecto a las semillas de hortalizas, Bayer se ha comprometido a vender todo su negocio, además de su división dedicada a I+D, a un comprador viable que actualmente no opera en este mercado. Los mismos compromisos se aplicarán a las semillas de cultivos extensivos: la venta incluirá tanto las semillas de algodón y de colza, en las que existe un solapamiento en los mercados europeos entre Bayer y Monsanto, como las semillas de soja y trigo.
  • En lo que se refiere a pesticidas, Bayer se ha comprometido a vender a un comprador viable sus activos de glifosato y tres importantes líneas de investigación en herbicidas no selectivos (que podrían llevar al desarrollo de productos competidores a los herbicidas de Monsanto).
  • Por último, Bayer se ha comprometido a licenciar su actual oferta y cartera de agricultura digital a un comprador viable, lo que permitirá que éste replique su posición en este mercado en el Espacio Económico Europeo.

Tal y como ha anunciado la Comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, los compromisos ofrecidos por las partes solucionan los problemas de competencia identificados por la Comisión y garantizan la existencia de competencia efectiva e innovación en los mercados investigados. El paquete de compromisos permite que un comprador viable pueda sustituir la presión competitiva ejercida por Bayer y continuar con el proceso innovador, en beneficio de los agricultores y consumidores europeos.

El comprador viable propuesto por las partes es BASF, grupo químico y farmacéutico alemán que actualmente no vende semillas ni herbicidas no-selectivos, lo que garantiza que los solapamientos horizontales sean limitados, y que además tiene la fuerza suficiente para competir en el mercado. La Comisión sigue evaluando la inexistencia de solapamientos problemáticos y si BASF cumple todos los requisitos como comprador. Sólo cuando la Comisión haya dado luz verde al comprador, podrá implementarse la operación.

Esta operación se enmarca en una serie de transacciones (recientemente, Dow/DuPont y ChemChina/Syngenta) que han tenido lugar en los últimos meses en el mercado de tratamiento de semillas y pesticidas, un campo sumamente especializado de la industria agroquímica, en las que la Comisión ha pretendido garantizar que se mantenga el nivel de competencia e innovación a pesar del elevado grado de concentración de la industria.

En la revisión de esta operación, La Comisión Europea ha cooperado estrechamente con numerosas autoridades de competencia, en particular, con el Departamento de Justicia de Estados Unidos (que a fecha de este post no ha emitido su decisión) y otras autoridades como las de Australia, Brasil, Canadá, China, India y Sudáfrica.

Autores:

Asociada

21 artículos



cristina.vila@cuatrecasas.com

Asociada

3 artículos



blanca.marzal@cuatrecasas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *