Google Shopping alt

La Comisión Europea ha impuesto hoy una sanción de más de 2.424 millones de euros a Google por haber abusado de su posición dominante como herramienta de búsqueda para favorecer a su servicio de compras comparativas, Google Shopping.

La investigación de la Comisión Europea (bajo la referencia 39740 Google Search (Shopping)) se inició en noviembre de 2010 tras las denuncias presentadas por proveedores independientes de servicios de compras comparativas, que ofrecen a los consumidores herramientas para comparar productos y precios online, así como para encontrar ofertas de todo tipo de vendedores. Los denunciantes alegaron que Google estaba favoreciendo el posicionamiento de sus propios servicios de compras comparativas a través de su herramienta de búsqueda, Google Search.

En una investigación de conductas similares en Estados Unidos y tras dos años de investigación, la Federal Trade Commission concluyó en 2013 que no había prueba suficiente de malas prácticas por parte de Google y aceptó archivar la investigación sobre la base de compromisos presentados por la empresa. De la misma forma, Google trató de poner fin a la investigación de la Comisión Europea de forma convencional presentando compromisos en hasta tres ocasiones, pero la Comisión concluyó que los compromisos propuestos no eran suficientes para mitigar los efectos anticompetitivos detectados.

De acuerdo con la decisión de la Comisión Europea, Google cuenta con una posición dominante en el mercado de la búsqueda en Internet en todo el Espacio Económico Europeo. Dicho mercado cuenta además con elevadas barreras de entrada, entre otros aspectos por la existencia de efectos de red (esto es, cuantos más consumidores emplean su herramienta de búsqueda, más aumenta su atractivo para los anunciantes y, en consecuencia, mayores son los medios con los que cuenta Google para atraer a más consumidores).

Además, según la Comisión Europea, Google habría abusado de su posición como buscador para otorgar una ventaja ilegal a “Google Shopping” (anteriormente denominado “Google Product Search” y “Froogle”) a través de dos prácticas concretas.

 

  1. Otorgando un posicionamiento destacado a su propio servicio de compras comparativas en los resultados de su buscador, de tal forma que servicios como Google Shopping aparecen encima de los resultados considerados más relevantes por los algoritmos generales de Google; y
  1. Aplicando los algoritmos del buscador de Google para perjudicar notablemente el posicionamiento de los competidores de Google Shopping, hasta el punto de que incluso sus competidores más fuertes aparecen solo en la página cuarta de resultados del buscador (o incluso más adelante), de manera que los consumidores rara vez acceden a ellos.

 

La Comisión Europea considera que dichas prácticas habrían alterado de manera considerable la competencia en el mercado de los servicios de compras comparativas, destacando que Google Shopping ha visto significativamente aumentada su cuota de mercado. Además, la comisaria de competencia Margrethe Vestager ha dado énfasis a los perjuicios para los consumidores, señalado al respecto: “Lo que Google ha hecho es ilegal según la legislación antitrust de la UE, pues ha denegado a otras empresas la posibilidad de innovar y de competir según sus méritos. Y lo que es más importante, ha denegado a los consumidores europeos una auténtica oferta de servicios y todas las ventajas de la innovación”.

En base a ello, y teniendo en cuenta tanto la duración de la conducta (desde 2008) y los países afectados (los 13 países donde Google ofrece Google Shopping, incluyendo España), la Comisión ha impuesto la mayor sanción por abuso de una posición de dominio de su historia (superior a la de 1.060 millones en el caso de Intel en 2009). Además, la Comisión Europea ordena la cesación de la conducta dentro de 90 días. Así, Google tendrá que aplicar los mismos procesos y métodos para posicionar y mostrar los servicios de compras comparativas de sus rivales y abstenerse de cualquier medida con efectos equivalentes a las prohibidas por la decisión de la Comisión Europea.

Finalmente, cabe señalar que la Comisión Europea sigue investigando a Google en relación con dos otros presuntos abusos de dominio en relación con el sistema operativo Android (Asunto 40099 Google Android) y el servicio publicitario Adsense (Asunto 40411 Google Search (AdSense)).

La nota de prensa oficial de la Comisión Europea está disponible aquí y un factsheet del caso está disponible aquí.

Autores:

Asociada

12 artículos



laura.pinilla@cuatrecasas.com

Socio

23 artículos

Es socio del Grupo de Competencia y Derecho de la UE de la Firma en Madrid. Previamente, trabajó en Londres, como barrister, y en Bruselas, como asociado en uno de los más reconocidos despachos a nivel mundial. Está especializado en derecho de defensa de la competencia comunitario y español. Cuenta con una gran experiencia en control de concentraciones (notificaciones de compraventa de empresas, fusiones y acuerdos de joint venture), en el asesoramiento relacionado con investigaciones de las autoridades de defensa de la competencia y la gestión de riesgos de este tipo (incluyendo el diseño, la planificación y la ejecución de auditorías y códigos de cumplimiento, así como formación de empleados y directivos) así como en ayudas de estado y otras cuestiones de derecho comunitario.

andrew.ward@cuatrecasas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *