This post is also available in: enEnglish

En dos decisiones del 16 de mayo de 2019, la Comisión Europea ha sancionado a cinco bancos – Barclays, The Royal Bank of Scotland (“RBS”), Citigroup, JPMorgan y MUFG – con multas totales de 1.068 millones de euros por su participación en dos cárteles en los mercados de cambio de divisas con once monedas distintas. Ambos carteles fueron revelados por UBS que, como resultado, no ha sido sancionado de acuerdo con el programa de clemencia.

Con la conclusión de estos casos mediante dos procedimientos de transacción, se pone punto y final a las investigaciones de la Comisión Europea iniciadas en septiembre de 2013. Por otro lado, en 2014, HSBC, RBS, UBS, JPMorgan, Citibank y Bank of America fueron sancionados por las mismas prácticas en Estados Unidos y UBS en Suiza.

Las dos investigaciones de la Comisión revelaron que algunos agentes de bolsa a cargo de los intercambios de divisas en Forex en nombre de los bancos intercambiaron información confidencial sensible, planes de negociación y, ocasionalmente, coordinaron sus estrategias de negociación a través de varias salas de chats profesionales en internet, en la terminal de Bloomberg:

  • La primera decisión, llamada “Forex – Three Way Banana Split, involucra a agentes de bolsa (traders) de Barclays, RBS, Citigroup y JPMorgan que intercambiaron información en tres salas de chats en internet entre el 18 de diciembre de 2007 y el 31 de enero de 2013.
  • La segunda decisión, llamada “Forex-Essex Express, involucra a agentes de bolsa de Barclays, RBS y MUFG que intercambiaron información en dos salas de chats en internet entre el 14 de diciembre de 2009 y el 31 de julio de 2012. La mayoría de los agentes que participaban en las salas de chat se conocían entre sí a nivel personal. Por ejemplo, la sala de chat “Essex Express n’ the Jimmy” fue así bautizada porque todos los comerciantes excepto “James” vivían en Essex y coincidían en el tren de Essex a Londres.

Según la Comisión, los intercambios de información sensible en estos chats consistían en:

  1. Órdenes de grandes clientes (nombres de clientes, cantidades a intercambiar y divisas específicas involucradas);
  2. Diferencias entre precios de compra y venta de dos divisas en transacciones específicas (bid-ask spreads);
  3. Posiciones abiertas de riesgo. Monedas que necesitaban vender o comprar para convertir sus carteras en la moneda de su banco (open risk positions);
  4. Otros detalles de las operaciones de intercambio actuales o planificadas.

Según la Comisión, el intercambio de información permitió a los agentes tomar decisiones de mercado informadas para intercambiar divisas y ocasionalmente, facilitaron a los agentes identificar oportunidades de coordinación, por ejemplo, a través de una práctica llamada “standing down” (mediante la cual algunos operadores se abstendrían temporalmente del intercambio de divisas para evitar interferir con otro operador dentro de la sala de chat).

En ambos casos, UBS ha sido quien ha revelado a la Comisión las prácticas ilegales en el marco del programa de clemencia, evitando multas totales de 285 millones de euros. Las demás empresas se han beneficiado de una reducción de la multa del 10% gracias al procedimiento de transacción. Con estas dos decisiones, la Comisión Europea alcanza un total de 31 decisiones resueltas mediante el procedimiento de transacción desde su implementación en junio de 2008.

Ésta decisión se suma a las multas impuestas anteriormente por parte de la Comisión Europea en asuntos similares del sector financiero. En 2013, la Comisión sancionó a ocho bancos con multas totales de 1.7 billones de euros (reducida a 1,49 billones de euros en 2016 tras la corrección por parte de Société Générale de su volumen de negocios), por formar un cártel sobre los tipos de interés de los derivados financieros. Cuatro de ellos (Barclays, Deutsche Bank, Société Générale y RBS) participaron en el cártel de los derivados financieros de tipos de interés en Euros (“EIRD”) y seis de ellos (UBS, RBS, Deutsche Bank, JPMorgan, Citigroup y RP Martin) en el cártel de los derivados de tipos de interés en Yens japoneses (“YIRD”). Todos ellos siguieron el procedimiento de transacción y se beneficiaron de un descuento del 10% por su cooperación. El procedimiento siguió abierto respecto a las partes que no participaron en el procedimiento de transacción, hasta que en 2016 la Comisión sancionó a Crédit Agricole, HSBC y JPMorgan por su participación en el cártel sobre el EIRD con una multa de 485 millones de euros, y en 2015 sancionó al intermediario de bolsa ICAP por participar en el cártel sobre el YIRD con una multa de 14.96 millones de euros.

Por último, en 2014, la Comisión sancionó a los bancos RBS y JPMorgan con multas de 61.6 millones de euros por su participación en un cártel bilateral dirigido a influenciar el tipo de interés interbancario suizo (CHF Libor).

Además, las investigaciones de la Comisión no han terminado aún. Actualmente, la Comisión sigue investigando dos posibles cárteles en el mercado secundario de bonos estatales – el primero versa sobre bonos americanos y el segundo sobre bonos europeos – para los que envió un pliego de cargos en diciembre de 2018 y en enero de 2019, respectivamente.  

El gran número de investigaciones y las elevadas cuantías de las sanciones ponen de relieve tanto el interés de la Comisión en investigar como la importancia de compliance en el sector. En este sentido, la Comisión recientemente ha publicado un informe sobre potenciales conductas anticompetitivas en el sector de la financiación sindicada, que deberá tenerse en cuenta por las entidades activas en el sector.

Las dos últimas decisiones del procedimiento de transacción aún no son públicas por motivos de confidencialidad. No obstante, se puede acceder a la nota de prensa aquí.

This post is also available in: enEnglish

Autores:

Socio

33 artículos

Es socio del Grupo de Competencia y Derecho de la UE de la Firma en Madrid. Previamente, trabajó en Londres, como barrister, y en Bruselas, como asociado en uno de los más reconocidos despachos a nivel mundial. Está especializado en derecho de defensa de la competencia comunitario y español. Cuenta con una gran experiencia en control de concentraciones (notificaciones de compraventa de empresas, fusiones y acuerdos de joint venture), en el asesoramiento relacionado con investigaciones de las autoridades de defensa de la competencia y la gestión de riesgos de este tipo (incluyendo el diseño, la planificación y la ejecución de auditorías y códigos de cumplimiento, así como formación de empleados y directivos) así como en ayudas de estado y otras cuestiones de derecho comunitario.

andrew.ward@cuatrecasas.com

Asociada

12 artículos



mireia.prat@cuatrecasas.com

Prácticas

22 artículos



joaquim.candel@cuatrecasas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *