Aspen

This post is also available in: English

La Comisión Europea ha lanzado una consulta pública para que cualquier operador interesado presente sus observaciones acerca de los compromisos propuestos por Aspen en respuesta a las inquietudes expresadas por la Comisión por los niveles excesivos de precios aplicados por la compañía desde 2012 en determinados medicamentos para el tratamiento del cáncer.

El 15 de mayo de 2017, la Comisión inició una investigación formal por un posible abuso de posición dominante en el que Aspen habría incurrido en numerosos mercados nacionales (Estonia, Alemania, Letonia, Lituania, Polonia, Suecia y el Reino Unido, entre otros) al establecer y mantener unos niveles de precios excesivos respecto de seis medicamentos de extrema importancia para el tratamiento del cáncer. Así, la conducta desarrollada por Aspen podría ser constitutiva de una infracción del artículo 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), que prohíbe expresamente la imposición de precios u otras condiciones comerciales no equitativas.

Las prácticas de Aspen afectan a una serie de fármacos utilizados principalmente en el tratamiento de la leucemia y otros cánceres hematológicos, comercializados bajo las marcas Alkeran, Leukeran y Purinethol. Según se desprende de la investigación llevada a cabo por la Comisión (en la que se ha analizado la estructura de costes de Aspen en relación con la fabricación y comercialización de dichos medicamentos), desde 2012, los precios de estos medicamentos se llegaron a situar hasta un 300% por encima de los costes de fabricación.

La Comisión sostiene que, para mantener unos niveles de precios tan elevados, Aspen habría aprovechado la circunstancia de que en la mayoría de Estados miembros no se disponía de ningún medicamento sustitutivo. Además, la Comisión reprocha a Aspen haber amenazado con suprimir los fármacos de las listas nacionales de medicamentos reembolsables o, incluso, retirarlos del suministro normal en el mercado, en respuesta a la oposición de las autoridades sanitarias nacionales a los continuos incrementos en el precio.

«Con frecuencia, las empresas farmacéuticas introducen medicamentos innovadores en el mercado y deben ser recompensadas por ello. Sin embargo, en ocasiones también se valen de su posición dominante para aumentar en varios cientos por ciento los precios de medicamentos antiguos, pero esenciales, sin ninguna justificación real. La Comisión considera motivo de inquietud la actuación de Aspen en este asunto, consistente en la fijación de precios excesivos por parte de una empresa dominante, prohibida por las normas de competencia de la UE.  […] Ahora nos dirigimos a las partes interesadas para conocer sus puntos de vista acerca de si los compromisos responden adecuadamente a las inquietudes suscitadas y redundan en beneficio de los pacientes y los presupuestos sanitarios en toda Europa».

Margrethe Vestager, vicepresidente ejecutiva de la Comisión
Fuente: Comisión Europea (press release)

Los compromisos propuestos por Aspen

Aspen ha propuesto en esencia los siguientes tres compromisos:

1. Reducción de precios. Como se ha comentado anteriormente, Aspen reducirá en una media del 73% el precio de los seis medicamentos en todos los Estados miembros en los que los comercializa. Ello comporta que el precio de algunos de estos fármacos pasará a situarse en niveles inferiores a 2012:

Fuente: Comisión Europea (press release)

2. Mantenimiento de un techo máximo de precios (price-ceiling). Los nuevos precios constituirán los precios máximos para la venta de estos fármacos, que Aspen deberá respetar durante diez años. Sin embargo, los nuevos precios tendrán también efectos retroactivos desde octubre de 2019 (fecha en la que Aspen presentó los compromisos) mediante un sistema de reembolso.

Asimismo, se prevé la posibilidad de que, superados los primeros cinco años, Aspen pueda revisar dichos precios máximos, siempre que los costes asociados a la fabricación de los seis fármacos en cuestión se hayan visto incrementados de forma significativa (al menos, en un 20%).

3. Suministro garantizado a largo plazo. Por último, Aspen se compromete a garantizar el suministro de los medicamentos durante los próximos cinco años (2020-2024) en todos los Estados miembros (salvo Italia) en los que Aspen comercializa dichos medicamentos. Respecto al período 2025-2029, Aspen podrá optar entre mantener el suministro o ceder la autorización de comercialización de los fármacos a otros proveedores.

Si, tras la actual consulta pública, la Comisión concluye que los compromisos propuestos por Aspen son suficientes y adecuados, adoptará una decisión por la que tales compromisos pasarán a ser vinculantes para la empresa. Es importante destacar que si la investigación se cierra con compromisos, la Comisión no declarará formalmente una infracción de la normativa europea de defensa de la competencia (en concreto, como decimos, del artículo 102 del TFUE).

Los interesados disponen de un plazo de dos meses desde la publicación de los compromisos ofrecidos por Aspen en el Diario Oficial de la Unión Europea, que tuvo lugar el pasado día 15 de julio, para presentar observaciones. Dicho plazo finalizará, por tanto, el próximo 15 de septiembre de 2020.

La nota de prensa de la Comisión se encuentra accesible aquí.

Autores: Cristina Vila y Pablo García

This post is also available in: English

Autores:

Asociada

70 artículos



cristina.vila@cuatrecasas.com

Asociado

26 artículos



pablo.garciavazquez@cuatrecasas.com