CNMC

This post is also available in: English

Cani Fernández, Presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (“CNMC”), ha comparecido en la sesión del 24 de marzo de 2021 ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso de los Diputados. Ha expuesto las líneas básicas de la actuación de la CNMC y sus planes y prioridades para el futuro y, en especial, ha explicado el contenido del Plan Estratégico de la CNMC para el periodo 2021-2026, tal y como establece el artículo 39 de la Ley 3/2013, de 4 de junio, de creación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

La Presidenta de la CNMC ha comenzado refiriéndose a los instrumentos para la defensa de la competencia puestos en marcha durante la pandemia del Covid-19, destacando (i) el desarrollo de un protocolo nuevo para las inspecciones domiciliarias que observa medidas precisas para la protección frente a la Covid; y (ii) el buzón de correo electrónico especial puesto en marcha en marzo para denuncias relacionadas con la aplicación de la normativa de competencia en el contexto de la pandemia, que, ha señalado, ha recibido más de 700 comunicaciones en tan solo cuatro meses y a raíz de las cuales se han iniciado varias investigaciones.

Esto, según ella, ha permitido la incoación de 12 procedimientos sancionadores por conductas restrictivas de la competencia durante 2020; es la mayor cifra de incoaciones desde el año 2014. A ello ha contribuido también la Unidad de Inteligencia Económica, responsable, entre otras, del primer expediente incoado a partir del uso de algoritmos para la detención de conductas ilícitas, concretamente en el sector inmobiliario.

Además, en relación con la aprobación de la actualización de la Guía sobre Contratación Pública y Competencia, la Presidenta ha manifestado que este es un proyecto en el que la CNMC está especialmente comprometida y que, por tanto -tal y como ha reiterado en varias ocasiones- “todo lo que tenga que ver con contratación pública es prioritario”. Para ello, la Unidad de Inteligencia Económica continuará profundizando en el uso de técnicas avanzadas de análisis algorítmicos de datos orientadas a la detección de prácticas anticompetitivas, aprovechando especialmente el acceso de la CNMC a la plataforma de contratación pública y, con ello, a los datos de licitaciones y de ofertas con el objetivo de la detección de prácticas anticompetitivas.

También ha destacado el avance del cumplimiento normativo o de compliance de la CNMC; desde la CNMC se van a vigilar, en especial, los sectores en los que la competencia puede verse debilitada por circunstancias coyunturales tras la pandemia y, en especial, en sectores como el farmacéutico, el asegurador, el financiero y el funerario.

En relación con la digitalización de la economía, la CNMC continuará prestando especial atención a la identificación de riesgos para la competencia derivados de concentraciones empresariales y conductas potencialmente anticompetitivas en los mercados digitales que puedan limitar los beneficios para la sociedad del proceso de digitalización de la economía.

En el futuro próximo, los cambios más significativos vendrán marcados por las iniciativas regulatorias de la Unión Europea, a saber, (i) la transposición de la Directiva 2019/1 encaminada a dotar a las autoridades de competencia de los Estados miembros de medios para aplicar más eficazmente las normas sobre competencia, también conocida como Directiva ECN+; (ii) la tramitación y aprobación de la New Competition Tool, convertida finalmente en la Digital Markets Act y la Digital Services Act, que impactarán de lleno en la economía digital; así como (iii) la consulta de competencia y sostenibilidad en el marco europeo del Green Deal o Pacto Verde, que persigue la introducción de criterios adicionales a los clásicos en la aplicación de las normas de competencia (sostenibilidad, medio ambiente, etc.).

Por último, en materia de promoción de la competencia, ha destacado que la CNMC colaborará con las distintas administraciones públicas para el impulso y la mejora de la regulación de cara a incrementar la eficacia de la intervención pública en los mercados, por ejemplo, para el diseño de licitaciones públicas competitivas.

En conclusión, Cani Fernández ha mostrado su intención tenaz de transformar orgánica y funcionalmente el organismo regulador y de defensa de la competencia para hacerlo lo más eficiente posible en la persecución de sus objetivos, para lo cual ha solicitado el apoyo del Congreso. Por ello, se puede esperar que la CNMC trate de dar un impulso a su actividad a través de la reforma de su regulación y, especialmente, a través de un incremento de la intervención. Así, parece que el periodo que ahora se inicia con la aprobación del Plan Estratégico 2021-2026 se caracterizará por la vuelta a un elevado nivel de actividad en la persecución de las prácticas restrictivas de la competencia; se pondrá un acento especial en el ámbito de los mercados digitales y de la contratación pública.

Puede consultarse el contenido íntegro de la comparecencia en este link.

This post is also available in: English

Autores:

Socia

71 artículos

Especialista en acuerdos de distribución y abusos de posición dominante, asesora regularmente a importantes multinacionales y fondos de inversión en materia de control de concentraciones, tanto a nivel español como comunitario, asumiendo su representación ante las instancias administrativas. Ha representado y asesorado con éxito a numerosos clientes ante las autoridades españolas en materia de defensa de la competencia, en los dos ámbitos administrativo y contencioso (acuerdos, abusos, concentraciones, ayudas públicas).

irene.moreno@cuatrecasas.com

Prácticas

12 artículos



alba.gubia@cuatrecasas.com