Entre los múltiples elementos culturales que conforman el universo cultural del rock y heavy metal destaca el conocido como “devil’s horns” o “mano cornuta”, consistente en un puño cerrado en el que los dedos índice, meñique y pulgar se hallan extendidos. Desde que fue utilizado por primera vez a finales de la década de los años 60, se ha ido extendiendo paulatinamente hasta convertirse en uno de los rasgos más identitarios de dichas culturas urbanas, reconocido a lo largo y ancho del mundo.

A pesar de lo anterior, el uso libre de la mano cornuta podría verse restringido en los Estados Unidos de América, en donde el bajista y co-vocalista del grupo de rock Kiss, Gene Simmons, ha solicitado su registro como marca para identificar diversos servicios de entretenimiento, y de presentación pública de obras de arte visuales o literatura con fines educativos o de entretenimiento (clase 41 del Nomenclátor Internacional).

1

Representación de la “mano cornuta” solicitada por Simmons

Simmons afirma ser la primera persona en utilizar dicho signo en el tráfico mercantil, para lo cual adjunta la siguiente fotografía suya en el expediente nº 87482739 que se está tramitando ante la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos de América (USPTO):

2

No obstante lo anterior, la solicitud de registro de marca planteada por Simmons genera grandes incógnitas. Sin duda alguna, la más relevante es la relativa a saber si un signo tan ampliamente extendido puede ser lo suficientemente distintivo como para cumplir con la función de toda marca: identificar el origen empresarial de un determinado producto o servicio. Parece —como mínimo— difícil sostener que cualquier fan del rock asociará automáticamente la mano cornuta con Simmons. Por el momento, parece que Simmons ha conseguido sacar la lengua a todos sus fans.

Autores: Daniel Urbán y Clàudia Ros