La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (la “CNMC”) ha dado respuesta a la consulta formulada por la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (“Autocontrol”) respecto a si, de conformidad a lo previsto en el artículo 18 de la Ley 7/2010, de 31 de marzo, General de la Comunicación Audiovisual (“Ley General de la Comunicación Audiovisual”) es posible promocionar bebidas alcohólicas de más de veinte grados en plataformas o aplicaciones para el visionado de programas en dispositivos móviles (es decir, en teléfonos, tabletas u ordenadores).

La Ley General de la Comunicación Audiovisual establece la prohibición de toda comunicación comercial que fomente comportamientos nocivos para la salud, y en particular, prohíbe la comunicación comercial televisiva de bebidas alcohólicas con un nivel superior de veinte grados.

La consulta planteada por AUTOCONTROL se basaba en determinar (i) por un lado, si este tipo de plataformas para el visionado de programas en dispositivos móviles pueden calificarse como servicios de comunicación audiovisual televisiva en movilidad o “televisión en movilidad”, y (ii) si en ese caso, las comunicaciones comerciales de bebidas alcohólicas de más de veinte grados estarían prohibidas en estas plataformas y aplicaciones.

En relación a la primera consulta, la CNMC ha concluido en su acuerdo de respuesta que la comunicación comercial televisiva, tal y como se define en la Ley General de la Comunicación Audiovisual, es aquella a la que se puede acceder mediante cualquier modalidad del servicio de comunicación audiovisual televisiva de las previstas en el artículo 2.2 de la misma. Entiende la CNMC que el adjetivo “televisivo” se refiere a todo aquello que sea visual, y que teniendo en cuenta que la definición de servicio de comunicación audiovisual televisiva incluye la televisión tradicional y también la “televisión en movilidad”, debe considerarse que este tipo de plataformas constituyen servicios de comunicación audiovisual televisiva en movilidad. Además, entiende la CNMC que teniendo en cuenta la prohibición de emitir comunicaciones comerciales de bebidas alcohólicas de más de veinte grados prevista respecto de la televisión tradicional, no existe motivo alguno que justifique la exclusión de esta prohibición respecto a la televisión en movilidad. Destaca el acuerdo publicado por la CNMC que este tipo de dispositivos móviles son cada vez más usados por la población más joven, y por lo tanto, esta prohibición persigue la protección de los menores frente a la publicidad de bebidas alcohólicas.

Por lo tanto, concluye la Sala de Supervisión Regulatoria de la CNMC que está prohibido emitir comunicaciones comerciales de bebidas alcohólicas de más de veinte grados en plataformas o aplicaciones para el visionado de programas en dispositivos móviles (teléfonos, tabletas u ordenadores), al considerarse también comunicaciones comerciales televisivas.

En este sentido, es importante destacar que la CNMC ha clarificado recientemente en su blog que la prohibición de la emisión de comunicaciones comerciales de bebidas alcohólicas de más de veinte grados se refiere exclusivamente a la televisión en movilidad, incluyendo a los servicios de comunicación audiovisual televisiva a petición (como los ofrecidos por Netflix o HBO), pero excluyendo las plataformas de intercambio de vídeos generados por los propios usuarios, puesto que estas plataformas quedan fuera del alcance de la Ley General de Comunicación Audiovisual. Por lo tanto, plataformas como Youtube estaría sujetos a esta prohibición en relación con los canales con los que ofrece series propias o contenido grabado de otras cadenas, pero no respecto de los vídeos con contenido propio subidos por un particular a dicha plataforma.

Autores: Elisa Lorenzo y Álvaro Bourkaib