SINDICALISMO DIGITAL PARA UNA ECONOMÍA 2.0

Es evidente que la tecnología está revolucionando el mundo del trabajo. Uno de los fenómenos más disruptivos en este sentido ha sido el de la gig economy, concepto referido a una nueva forma de trabajo donde oferente y demandante contactan online, a través de plataformas digitales, para la contratación de encargos esporádicos. Ante esta nueva realidad, el sindicalismo digital ha reaccionado, por ejemplo, en Reino Unido, enfrentándose en los tribunales a algunas de estas plataformas colaborativas. Es el caso de GMB contra Uber o de IWGB contra CitySprint -entre otras empresas de mensajería-. Ambos procedimientos concluyeron...

¿REALMENTE AVALA EL TRIBUNAL EUROPEO LA PROHIBICIÓN DEL VELO EN EL TRABAJO?

El pasado 14 de marzo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó una sentencia sin precedentes, que aborda la interpretación de la Directiva 2000/78 relativa a la igualdad de trato en el empleo y la ocupación. La duda se planteaba en relación con el despido de Samira Achbita, recepcionista de una compañía belga cesada en 2006, por su negativa a quitarse el pañuelo islámico y contravenir así la política empresarial, contraria a la exhibición de símbolos religiosos.

EL CRÉDITO SINDICAL A EXAMEN

El inicio del año judicial social ha comenzado con fuerza, pues se han dictado resoluciones judiciales de importante calado, y especialmente en lo que al Derecho Sindical se refiere, con el cambio de criterio para la constitución de las Secciones Sindicales, como recientemente ha recogido el Tribunal Supremo en su Sentencia de 2 de marzo 2017 donde habla del crédito sindical. No obstante, me quiero referir a las Sentencias nº 531 y nº 657/17 dictadas en 26 de enero y el 1 de febrero 2017 respectivamente, y que tienen como patrón común el crédito horario.

¿Puede una empresa condicionar, e incluso sancionar, las conductas de ocio de sus empleados fuera del trabajo?

Entran en el ámbito de la vida privada del trabajador, fuera de su jornada laboral, entre otros contenidos, su propio esparcimiento, su particular estilo de ocio y pasatiempo, sus aficiones, intereses y actitudes personales. No renuncia el trabajador a este tesoro, ni de manera absoluta a ningún derecho fundamental, por el mero hecho de haber firmado un contrato de trabajo. Lo que el trabajador haga en su tiempo libre constituye un ámbito que permanece, en principio, inmune a los poderes del empresario.

En un procedimiento colectivo, ¿qué hay que hacer si la comisión representativa no está bien constituida?

El artículo 41.4 del Estatuto de los Trabajadores (“ET”), aplicable tanto al procedimiento de modificación sustancial de condiciones de trabajo como al de despido colectivo –por remisión del artículo 51.2 ET- establece que la intervención durante el periodo de consultas por la parte social corresponderá a una comisión representativa. Dicha comisión debe constituirse previamente al inicio del periodo de consultas, de conformidad con las reglas establecidas en dicho precepto, y debe estar compuesta por un máximo de 13 miembros. Aparentemente, sencillo, pero ocurre que en muchos procesos de este tipo, el primer problema que se...

EL REAL DECRETO-LEY QUE REGULA EL SECTOR DE LOS ESTIBADORES CONFORME AL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA UE

El pasado sábado 25 de febrero el Boletín Oficial del Estado publicó el Real Decreto-ley 4/2017, de 24 de febrero, por el que se modifica el régimen de los estibadores para la prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías dando cumplimiento a la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 11 de diciembre de 2014, recaída en el asunto C-576/13, habiendo entrado en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE, esto es, el 26 de febrero.

¿PODRÍA LA TECNOLOGÍA ACABAR CON EL DERECHO DE HUELGA DE LOS TRABAJADORES?

La huelga es una medida de presión concebida en un modelo productivo del siglo XIX y XX, donde la mano de obra humana resultaba esencial para llevar cabo la producción. El presente tecnológico y un futuro no tan lejano auguran, como mínimo, un nuevo modo de convivencia entre trabajadores y máquinas autónomas dotadas, incluso, de inteligencia artificial, que probablemente provocará un cambio profundo en la concepción actual del derecho de huelga.