El 19 de agosto de 2014, la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) decidió sancionar al Barça con la imposibilidad de fichar jugadores en dos periodos de traspasos consecutivos por contravenir el Reglamento FIFA en lo que a contratación de menores se refiere.