La Comisión Europea, en dos comunicados de prensa de 4 de octubre de 2017, ha anunciado la publicación de su decisión en el caso de Amazon Luxemburgo y que llevará a Irlanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.